25 abr. 2014

BABY CALL



Entre Manuales, la realidad y lo que uno es



Mary controla a Teresa por Baby Call. Mary no es madre ni Teresa un bebé. Teresa es una mujer abandonada de cincuenta y pico, Mary es su mucama de treinta. Teresa habla, Mary escucha y contes­ta con golpes en el techo. Hasta que un día se escuchan otros ruidos y esos ruidos se convierten en extraños que irrumpen en la casa para ro­bar y encierran a Teresa con Mary en el cuarto de servicio. Por el baby call pueden escuchar lo que hacen los ladrones.


Baby Call” escrita y dirigida por Sofía Wilhelmi, es una obra que se presentó en el marco de Bienal Arte Joven Buenos Aires. Que en este caso tuvo la tutoría y la colaboración de Alejandro Casavalle y Valeria Ambrosio, entre otros.

“Baby Call” nos presenta una hipótesis escénica enmarcada entre la línea delgada de lo inverosímil y lo absurdo. La obra juega una situación extrema, el asalto a una casa, que detona ciertas características de los personajes que algunos lo calificaría como personaje prototipo; pero, lo que importa no es la situación extrema, sino la obligación de que debes y tienes que comportante de una manera u de otra para cada situación.

“Baby Call” nos señala diferentes tipos de comportamiento de los personajes; y, están enmarcados en dos espacios; el primero: es el que está en sombra, es el espacio de la casa de la señora, un lugar donde se supone hay muchas habitaciones pero aún así no tiene lugar para el deplazamiento; el segundo, es el de donde duerme la mucama, es el cuarto del servicio, es iluminado, ordenada y algo acogedora; espacio donde se transforma en ámbito escénico.

En esos dos espacios, “Baby Call” retoza a estos personajes, tan singulares como muy bien construidos, muy orgánicos y funcionales para: la escena y crear ese ambiente de inverosímil como resultado de la reacción por las diferentes situaciones; personajes que huyen de un manual de comportamiento, tratan de liberarse de lo que son. Los actores que dan vida a estos personajes y transitan las situaciones de una manera sutil son: Cecila Caillon Serrana Diaz, Mauro Pelandino, Demián Salomón y magdalena Toro.  



“Baby Call” tiene un diseño y una dirección de arte muy cinematográfica; hay un equilibrio de colores, la iluminación acompaña a la acción de la situación. El mismo ámbito envuelve al público con un aire muy extraño, con un “espíritu” fresco y ordenado.


Esta hermosa pieza de teatro, donde se va divertir, tal vez enriquecer de conocimientos y saber cómo comportarse en situaciones extremas, por eso y más tiene que ver: “Baby Call”, que está los lunes a las 21:00 en Teatro Del Abasto, Humahuaca 3549. Reservas: 4865-0014

18 abr. 2014

MORALAMORALINMORAL



Entrega de cuerpos y almas



"Moralamoralinmoral" propone un ensayo constante de prueba y error en la búsqueda de respuestas a ciertas inquietudes sobre la moral y las formas contemporáneas de composición escénica. No hay principio, nudo o desenlace; y la construcción pasa por la destrucción. Se plantea un recorrido en el que los temas a tratar se vacíen o resignifiquen constantemente de moral o de su propio sentido. Una propuesta abordada desde el humor como canal directo, que permite despojar de prejuicios la exposición despreocupada de sus intérpretes y con una estética "cotillón" que da curso a la continuidad de la obra; en donde las escenas no terminan de desarrollarse sino que se agotan en sí mismas de sentido, y por lo tanto mueren para pasar a un próximo intento.





“Moralamoralinmoral” es uno de los siete espectáculos que ganó Artes Escénicas de la Bienal Arte Joven Buenos Aires (seleccionados a partir de una convocatoria a la que se presentaron más de 150 proyectos), fue producido por la Bienal y contó con la tutoría de Random Creativos en colaboración con Carlos Casella.


Algunos pueden decir que “Moralamoralinmoral” es teatro físico, tal vez mero teatro de acción; pero, lo que estoy seguro, es que “Moralamoralinmoral” es una propuesta de escena con mucha honestidad y sobre todo una entrega muy poco vista en la escena porteña: se juegan la vida.

“Moralamoralinmoral” es una creación creativa y de codirección de cuatro intérpretes que oscilan entre 22 a 24 años, ellas son: Marta Salinas, Agustina Fitzsimons, Brenda Lucía Carlini y Milva Leonardi.











La propuesta de “Moralamoralinmoral” va por un juego de interpretación; por medios de acciones físicas y concretas, las intérpretes, crean imágenes sobre ciertos temas e ítems despojándose de algún juicio de valor; ellas sólo se apoyan en la misma propuesta de prueba y error y no pretenden ir más allá de ese lugar, desde la subjetividad de la manera de exponerlas; en resumen “Moralamoralinmoral” resulta ser una obra que provoca a esa  especie de test de Rorschach para el público.




La puesta en escena minimalista, la construcción del espacio, el mostrar “el artificio” de cómo se va gestando la situación, los cuerpos atentos, todas ellas llenas de energía y de absoluta entrega para la prueba y el error, a pesar si se lastiman seriamente o no (por falta de técnica o por madurez en escena para la representación), el equilibrio de la iluminación, del vestuario, la sobriedad de los juegos escénicos y más, hacen que “Moralamoralinmoral” sea una obra que al público lo transforma en espectador, ya que constantemente lo mantiene expectante.





“Moralamoralinmoral” es una obra donde no hay una pretensión de puesta en escena y está en uno si quiere darle un sentido más allá de lo que es, una hermosa creación escénica de mucha entrega de cuerpos y almas.

A no perdérsela, ya que “Moralamoralinmoral” está los miércoles a las 21:45 en Espacio Callejón, Humahuaca 3759, reservas: 4862-1167.

FICHA TÉCNICA.





Intérpretes y dirección: Brenda Lucía Carlini, Agustina Fitzsimons, Milva Leonardi, Marta Salinas / Asistente general: Julieta Ciochi / Escenografía y Vestuario: Mariana Tirantte /Diseño de Iluminación: Matías Sendón / Asistente de Iluminación: Sebastián Francia / Diseño Gráfico y Fotos: Pablo Viacava (WeArePasto.com)