4 abr. 2009

LOS DESORDENES DE LA CARNE


(Dramón de amor)

Escupir a la tragedia... es un dramón


“Las pautas rígidas de la familia, la religión, la moral y el dinero rigen el orden social. Sin embargo desde tiempos inmemoriales la "carne" desobedece las reglas de ese orden.
En la carne se alojan los deseos prohibidos.
La carne parece tener un mítico destino: pecar. Transgredir.
La trasgresión de la ley desata la tragedia.
La tragedia es un género que enaltece las pasiones humanas.
"Los desórdenes de la carne" es por eso simplemente un "dramón" de amor.”




“Los desordenes de la carne” lo presentan como Teatro Berreta de Cámara y como un dramón de amor. Ya desde el programa de mano, que pertenece al texto espectacular uno se va a adentrando al código y al comedia dentro de la tragedia. Con un espectacular despliegue de producción, de actuación y de emociones...



El responsable de la dramaturgia, el mismo que es él de la propuesta de escribir un texto cuyas situaciones no sean para nada jocosas, pero en el público-lector provoca mucho humor, es Alfredo Ramos; quien a la vez es el director de la obra. Cuya propuesta realista y de época fue muy bien trabajado, creando climas y atmósferas.



Es muy difícil sostener una obra que a la vez sea interesante e impacte con tanta inteligencia; en el sentido de no sólo una simple manipulación que busca ciertos estados de sensaciones (tristeza, alegría, etc); sino que esté en constante presencia con las situaciones, y estas sean transitadas por los actores, obviamente desde el realismo que ellos mismos se plantearon.



Actores y actrices con mucha entrega que están para jugar la escena, no se complican con ciertas reglas o tensiones, sino que hacen suceder y así nacen sus personajes, personajes que están muy bien registrados y trabajados... es muy complejo de explicar, pero cuando uno ve la obra, dsifruta el espectáculo.



“Los desordenes de la carne” está los sábados a las 23:30 y domingos 20:30 en el Teatro del Abasto, Humahuaca 3549, teléfono 4865-0014.

.


Los monolocos



K.Ese.Escoria



Son 5 personajes de fábula. Me gustó su humor algo negro. Y para hacerles los honores, paso a poner una serie de frases críticas de escuela (posiblemente de alguna escuela de crítica a la que no pude asistir, donde imparten el “EL MANUAL DEL CRÍTICO AMATEUR, destruyendo los sueños ajenos desde 1820”).



“Una poderosa interpretación de Luciano Lombate” The New York Tiempos


“Two thumbs up” El Clarín bom bin


“Conmovedora hasta las lágrimas, definitivamente el mejor stand up del año” La sin Razón


“¡Ganadora!” Steve Walwawal


“Controversial, hilarante, estrafalario, estrambótico, un verdadero viaje por los sentidos del alma”

El diario (que sale cada 15 días)


“ Odon M.Lopez deja estupefactos a los espectadores, al arrancarles lágrimas de risas y carcajadas que evocan lo mejor de nuestra humanidad doliente”

Martina Lumbarchetti

“ ¡Definitivamente la comedia del siglo! ¡Diego Lema en su mejor momento!”

El payaso cosquillas.


Y por el lado negativo, los críticos también tienen su estructura marcada:



“Me parece que la conjunción aristotélica de Diego Lombardi, no concuerda con la propuesta morfológica de la escena neo contemporáneo de nuestros stand ups de hoy, por lo que cabe preguntarse o formularse una cuestionante en cuestión: ¿es el Stand Up de hoy lo que queremos y ansiamos o anhelamos para nuestra vida?, los chicos debería reflexionar sobre estos axiomas semánticos, morfológico, cuánticos, metafísicos abstractos, para mejorar su oficio y obtener una sinécdoque mucho más eficaz. El juego por el juego, sin la propuesta semántica adecuada, no nos lleva a nada. Por ejemplo, mejor hubiese sido un Aria de Don Giovanni, en lugar de la música contemporánea en fa sostenido que terminaron colocando”


Los monolocos


Un bien necesario


Kevin Quitapenas


Siempre me ha gustado mucho el Stand Up, me leía los monólogos del club de la comedía y los disfrutaba mucho, luego me bajaba los videos en Youtube, supe ahí que son bastantes.



Me gusta mucho Chris Rock porque es un grosero atrevido de primera y Seinfeld porque se nota que no hace ningún chiste al azar, “The kings of comedy” son igualmente unos compadres muy buenos. Y bueno, puedo citar muchos ejemplos de stand up que me gusta, que veo y admiro.



Y lo que vi en el Paseo La Plaza, los monolocos, no tiene nada que envidiar a los comediantes de siempre. Me gustaron muchísimo, los disfruté y sobre todo noté el trabajo. Es otra experiencia en actuación (porque no deja de serla), en texto (porque no deja de haberlo) y en acontecimiento escénico, me parece que tiene mucha menos solemnidad y se convierte de inicio en un contacto de amigo a amigo con el público. Y mediante un ejercicio admirable de inteligencia y razonamiento, el comediante logra que te mofes de ti mismo y te rías por ello! Esa es una labor, a toda vista, difícil.



Pero los Monolocos dan la talla. Son un espectáculo sencillo, sin pretensiones, sin grandes movimientos escenográficos, solo ellos, un micrófono y su humor, que es mucho y suficiente para todos.