4 abr. 2009

LOS DESORDENES DE LA CARNE


(Dramón de amor)

Escupir a la tragedia... es un dramón


“Las pautas rígidas de la familia, la religión, la moral y el dinero rigen el orden social. Sin embargo desde tiempos inmemoriales la "carne" desobedece las reglas de ese orden.
En la carne se alojan los deseos prohibidos.
La carne parece tener un mítico destino: pecar. Transgredir.
La trasgresión de la ley desata la tragedia.
La tragedia es un género que enaltece las pasiones humanas.
"Los desórdenes de la carne" es por eso simplemente un "dramón" de amor.”




“Los desordenes de la carne” lo presentan como Teatro Berreta de Cámara y como un dramón de amor. Ya desde el programa de mano, que pertenece al texto espectacular uno se va a adentrando al código y al comedia dentro de la tragedia. Con un espectacular despliegue de producción, de actuación y de emociones...



El responsable de la dramaturgia, el mismo que es él de la propuesta de escribir un texto cuyas situaciones no sean para nada jocosas, pero en el público-lector provoca mucho humor, es Alfredo Ramos; quien a la vez es el director de la obra. Cuya propuesta realista y de época fue muy bien trabajado, creando climas y atmósferas.



Es muy difícil sostener una obra que a la vez sea interesante e impacte con tanta inteligencia; en el sentido de no sólo una simple manipulación que busca ciertos estados de sensaciones (tristeza, alegría, etc); sino que esté en constante presencia con las situaciones, y estas sean transitadas por los actores, obviamente desde el realismo que ellos mismos se plantearon.



Actores y actrices con mucha entrega que están para jugar la escena, no se complican con ciertas reglas o tensiones, sino que hacen suceder y así nacen sus personajes, personajes que están muy bien registrados y trabajados... es muy complejo de explicar, pero cuando uno ve la obra, dsifruta el espectáculo.



“Los desordenes de la carne” está los sábados a las 23:30 y domingos 20:30 en el Teatro del Abasto, Humahuaca 3549, teléfono 4865-0014.

.


No hay comentarios: