23 jun. 2013

LOS PEQUES LLEGAN AL TEATRO

El Maravilloso Ritual De La Edad Del Pavo


“Los Peques llegan al teatro es una comedia musical en la que los pequeños y celebrados habitantes de la Patagonia se expresan sobre el escenario con humor y sentimiento, provocando nuestras risas y nuestras emociones”


“Los Peques Llegan Al Teatro” es para grandes, grandes personas que tienen una gran imaginación, grandes personas que quieren pasarla un buen rato y disfrutar del juego, es para grandes personas que quieran divertirse. “Los Peques Llegan Al Teatro” es una propuesta infantil muy divertida y ocurrente, donde el público la pasa muy bien.

“Los Peques Llegan Al Teatro” está bajo la dirección de Héctor Presa, quien también es el autor del libro de esta obra de teatro para niños -niños de cinco a doces años o el niño que llevamos dentro. “Los Peques Llegan Al Teatro” es una historia simple, pulcra y bien pedagógica sin caer en ningún momento en lo aburrido y lo agotador; ya que la puesta en escena es muy dinámica, está en constante movimiento, de juego, de travesura, de música, de chiste, de fiesta... en fin, es para disfrutar y aplaudir.


Los Peques están muy bien interpretados, es increíble ver a algunos actores jugarse la escena sin ningún miedo y con tantas coreografías y movimientos pautados, pero aún así son libres de interpretar y me parece que Nibaldo Maturana, Agustina Baldi, Sol Agüero, Marceo Durán, Mauricio Villa, Rodrigo Villani y Federico Fernández Wagner jugaron muy bien y mostraron la magia de los personajes de Los Peques.

“Los Peques Llegan Al Teatro” tiene una música simple y muy pegajosa –culpo a Federico Mizrahi porque una de las canciones de la obra se quedó en mi cabeza-, un gran trabajo musical, que dialoga constantemente con todo en escena para transformarse en una sola propuesta vertiginosa para los sentidos. La coreografía de Mecha Fernández también cae en lo simple visualmente y está muy bien coordinada. Ojo, que para conseguir esa simpleza hay mucho sudor y trabajo por detrás y eso se agradece como espectador.

El vestuario es genial, los efectos especiales están muy bien realizados y la escenografía como el diseño de luces crean la atmósfera necesaria para que estos personajes habiten el espacio y lo vuelvan su ámbito.

“Los Peques Llegan Al Teatro” están en teatro Liceo, que se encuentra frente a la Plaza Congreso. Mayores informes al info@lospeques.com.ar



TUS DESEOS EN FRAGMENTOS DE RAMÓN GRIFFERO

Me Encantaría hablar después de muerto




“Estos textos están escritos para múltiples instalaciones que se arman y desvanecen, produciendo una sensación de laberinto mental donde ideas, sueños, deseos se intertextuan con un mundo de imágenes plásticas y conceptuales, o puntos de realidad que van entregando una percepción paralela a aquella de la acción verbal descrita.”


Diversas voces encarnadas en cuerpos. Vacío hablante. Conceptos que emergen de cuerpos olvidados que suplican nuestra atención. Cuerpos en abismo. Un museo de laberinto conceptual. Son algunas abstracciones que puedo hacer para hablar de la puesta en escena de “Tus Deseos En Fragmentos” del gran dramaturgo chileno Ramón Griffero, bajo la poética dirección de Marcelo Velázquez.

La puesta en escena es simple, pulcra y muy definida para los cuerpos que tienen que estar en constante presencia, como si quisieran caer al vacío o entrar en ese abismo de anécdotas, de una vida ya pasada. La propuesta que hace Velázquez con “Tus Deseos En Fragmentos” es una inclemencia para los sentidos, es una crítica a la crítica, a los conceptos, a la fuga de movimientos corporales; es una oportunidad para dejarse llevar por esos mundos que fueron habitados por algún cuerpo. En resumen: es una poesía en escena.

Los cuerpos son: Tú, Ella, Una, Él, Aquel. Cinco cuerpos en cinco jugadores, cinco actores que tienen que estar presentes constantemente y abrirse a los errores, a las tragedias, a la nada y al vacío. Cinco actores que entregan en escena mucha energía que constantemente se va transformando. Son jugadores que tienen mucha presencia, pero a su vez están al servicio de las voces fragmentadas. Un gran trabajo de César Riveros, Marite Molina, Leandro Rosenbaum, Constanza Raffaeta y Manuel Reyes.

La escenografía, el arte, lo audiovisual, la iluminación y la música conjugan con el juego perverso, con la idea del museo, parece minimalista en cuanto objetos y colores como los cuerpos, esos que parecen ser cosa del pasado, extinto, afirmando así la idea de fragmentación, como si nada en escena se termina de construir, de acabar, sólo son recuerdos, memorias, pistas que tal vez algún arqueólogo quiera seguir indagando.

“Tus Deseos En Fragmentos” bajo la poética dirección de Marcelo Velázquez está los viernes a la 21:00 en DelBorde Espacio Teatral, calle Chile 630, C.A.B.A., reservas al 4300-6201.