27 ago. 2008

DOS PASOS DE PAZ, DOS PASOS DE GUERRA



Compañía de teatro “La Empresa Humana” presentó una excelente propuesta de puesta en escena en la Escuela de Arte Dramático, a nivel visual y sensorial. Digo presentó ya que no sé si seguirá en cartel; pero si continua este excelente trabajo les aconsejo que vayan, vean y disfrutenlo.


Las razones: La primera: Ezequiel Molina, un director que está surgiendo y que muy pronto se hablará de él, ya que los pasos que está dando son muy agigantados.

La segunda: Un buen grupo de trabajo, sobre todo cabe mencionar la destacada actuación de Jimena Krouco.


La tercera: también hay que aceptar que la adaptación del texto sí fue un pretexto; fue la excusa necesaria para presentar un trabajo honesto donde la palabra no tiene nigún peso, pero las imágenes están muy bien construídas a partir y a través de esas palabras, dónde el tipo de actuación está de acuerdo con el juego que proponen: El mundo oscuro del ser humano, que se puede disfrutar sin culpa. Dónde un “clown siniestro” o a la vez muy tierno en su forma de ser, es el narrador, y dos voluntarios seres humanos desnudaran sus deseos. Buscándose y contradiciéndose entre los hechos y los pensamientos.


Pero lo que más llama la atención son los dibujos del espíritu de alguien que fracasó por si mismo, la excusa directa de no ser más el utópico y el realista que uno cree o creía ser; o peor aún que se construyó como tal. Un buen planteo sobre el ser humano y su autodestrucción. Nuevamente.

Vayan, vean y disfruten de esa propuesta.

No hay comentarios: