20 jun. 2012

EL DIARIO DE CARMEN de Luis Cano


CAUTIVADORA



"El Diario de Carmen" resulta ser una obra cautivadora, tanto por su especial universo como por las actuaciones de Gaby Ferrero y Mauricio Minetti, quienes le dan forma.


La historia nos invita a conocer el cotidiano de Carmen, una mujer que vive confinada en su casa, la que comparte con un “hombre” que nunca sabremos, con certeza, si es tal. Este hombre que la acompaña, parece más bien ser una figura que Carmen ha armado en base a partes del cuerpo de hombres aparecidos en revistas y a las que Carmen ha pegado a fin de dar vida a este compañero de habitación y de vida.


La acción avanza, retrocede en el tiempo y se paraliza para volver a avanzar, la mayor parte del tiempo se mueve siguiendo el relato que Carmen ha plasmado en un diario íntimo, su confidente. Los principales hechos que allí encontramos es el encuentro de Carmen con un herido en la calle, hecho que la traumo y fragilizó en demasía, y la pérdida de su querido gato, su ompañía. 


Carmen relata esto a su acompañante, quien la oye con paciencia y le sigue el juego a pesar de sus deseos. Una pregunta recurrente y que vuelve en este hombre es “¿Por qué no salimos nunca?”, a la que Carmen responde con evasivas, dejándonos la sensación de que ésta mujer es un personaje temeroso, sufrirá de aerofobia tal vez (¿); no lo sabemos.


La obra plantea muchos cuestionamientos, tanto en torno a la historia, a la relación existente entre estos personajes, como también ante la vida y la necesidad de compañía, de cariño, de tener simplemente a alguien con quien hablar. El no dar respuesta es uno de los rasgos que destacan en la pieza, nos sumergimos en este mundo lleno de incógnitas pero eso no molesta, al contrario, atrapa y seduce.


Por otra parte, existe un sobresaliente trabajo a nivel de texto, donde la preocupación por el ritmo de éste, además de su sentido, no ha sido descuidada; por el contrario, es un aporte a la historia, es un elemento más que nos atrapa y nos conduce por este universo de Carmen. 


Existe también un interesante trabajo a nivel corporal, tanto en la configuración del personaje de Carmen como en la configuración del misterioso personaje masculino, cuya figura, energía y movimiento se asemeja más a la de un maniquí que a la de un humano.



La escenografía es mínima, un sillón, las paredes de una sala de la cual Carmen parece ser parte del decorado y las ventanas que nos hablan de un misterioso “afuera”, allí donde Carmen no se atreve a poner un pie.


Absolutamente recomendable "El Diario de Carmen", un trabajo de búsqueda a nivel textual, poético y de puesta en escena, un propuesta con carne. ¡Se agradece!


"El Diario de Carmen" está los sábados a las 20:00 en NoAvestruz. Calle Humboldt 1857, reservas 4777-6956.

No hay comentarios: