9 sept. 2008

ALGO SIMPLE



DIAGNÓSTICO: ROTULISMO

En un espacio muy contenedor y sólo con elementos necesarios se desarrolla un texto y una propuesta muy simple: “Diagnóstico: Rotulismo”, obra que propone la dificultad física, pero sobre todo sicológica de poder expresarse, de tomar una decisión y de dejar de ser dependiente de alguien o algo. Es muy difícil escribir algo fácil sobre esos temas. Esto ya es un punto a favor para la dramaturgia.

La propuesta escénica fue construida desde el realismo en las actuaciones, en las situaciones, en el espacio, en la escenografía y en el vestuario; tiene ciertos errores surgidas de esa misma propuesta pero que no quita mérito gracias a la convención teatral. La iluminación no acompaña, ni mucho menos crea, sólo es una luz que alumbra. Como tampoco la distribución del público para que suceda el encuentro. Aconsejo mucho más cerca. Otro problema, las palabras que no se escuchaban muy bien y no era del personaje que sufría el “rotulismo”. “Diagnóstico: Rotulismo” tiene mucha estructura para una puesta televisión, con códigos escenográficos y de actuación para ese medio. O, para un corto en vídeo o cine.

Tanto la dramaturgia como la propuesta es responsabilidad de Maximiliano Ignacio de la Puente, quien inquieto no se quedó sólo en esas funciones, también actúa y es un personaje eje, central para la historia. Pero no quitamos crédito a la codirectora y actriz Carolina Zaccagnini; pero, quien sobresale realmente y se preocupa sólo de interpretar, de actuar es Gonzalo Kunca.

Si quiere pasar un viernes tranquilo y disfrutar de una propuesta simple, limpia, y muy humilde en cuanto a puesta y despliegue de escena vaya a Lavalle 3636 a las 20:30

No hay comentarios: