19 oct. 2008

IDEAS Y FALTA PRAXIS



“Dixit”

“¿Qué es el amor? Es ese no-se-qué. ¿Y qué es ese no-se-qué? Precisamente eso es el amor.” Así pregona la obra “Dixit”, cuya dramaturgia y dirección es de Jimena Aguilar. Palabras rápidas y voraces, muchas inentendibles, a veces agobiadoras, entran en situaciones donde las relaciones jamás funcionarán, dónde cada individuo utilizará una o más estrategias para conquistar a alguien, o algo, pero ninguna relación tendrá un final feliz.


Me parece un texto con mucho potencial, donde ciertas ideas hay que explorar mucho más; y otras, explotarlas hasta más no poder. Pero, creo que no funciona con el tipo de propuesta que presentan. Y aquí entra el “hacedor fracasado en teatro” que son los críticos.


Digo “no funciona” ya que las palabras están muy desligadas con los haceres físicos en escena, menciono “haceres” ya que parecía una obligación impuesta por la puesta.


Existía algo pregnante que pudiera ebullir cuando los actores se quedaban quietos, comprendiendo el “para qué” dicen las palabras; reconociendo la búsqueda de los parlamentos de los personajes; un ejemplo: una escena muy linda, hasta era mágica antes de que entren otros dos personajes, fue el momento en que habla un psicólogo con un personaje femenino, cuyo nombre es “Alegría.”


Aún, con esa mi llamada de atención, tiene muy buenos actores, quienes defienden el trabajo.


“Dixit” está los sábados a las 23:00 en La Tertulia (Gallo 826).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Acaso el amor no es la búsqueda de la felicidad de las personas a quienes amas. Ese-no-se-que ¿cómo lo visualisarías.
El amor es muy difícil escenificarla ¿cómo lo hicieron en la obra que comentas?
Un abrazo: Fico