27 may. 2009

LA BAHÍA DE SAN FRANCISCO


Más allá de ser un trabajo impregnante e impresionante



Obsesionados por esa escena, Luciana Acuña (Co-directora del grupo Krapp) y Fabián Gandini (Director de la compañía Contenido Bruto), presentan La Bahía de San Francisco. La colaboración entre ambos coreógrafos toma la forma de variaciones o, mejor aún, de la reconstrucción de esa escena. Los múltiples intentos de reconstrucción se van sucediendo en la obra, como un tapiz donde se pinta encima de lo ya pintado, mostrándonos siempre sólo una parte, que mira hacia otra parte del mismo fragmento que no vemos porque literalmente se nos esconde, o porque ya hemos visto o veremos.



Muchas veces, en la jerga teatral –por mostrar aire de conocimiento o de enseñanaza-, se habla sobre “el mecanismo de procedimientos, o de funcionamientos” de un texto teatral; en nuestro caso, de un texto espectacular.



“La Bahía de San Francisco” hace teatro con el “mecanismo” en si mismo. La puesta en escena funciona –su mecanismo de procedimiento- con la misma puesta en escena, para crear un hecho teatral, que surja desde la teatralidad. Más allá de estas terminologías pos(t)estructuralistas, o de intentar explicar algo, o el buscar el bendito “¿qué quiso decir?”, puedo afirmar que “La Bahía de San Francisco” es una puesta aparentemente sencilla, es un trabajo minucioso y sobre todo, es una propuesta que surge, al mismo tiempo, de la absoluta improvisación como de la rigidez de una puesta.



Laura Acuña y Fabián Gandini, quienes con mucha entrega y energía, están en constante disposición y apertura ante la situación, están constantemente involucrados en el juego real, que ellos mismos crearon y ellos lo hacen hasta las últimas consecuencias; toman y hacen aparecer delante del público el artificio de la teatralidad, que a su vez es real.



Fabián Gandini maneja las luces, crea en ese mismo momento el espacio. Laura Acuña registra “el aquí y el ahora” a través del sonido y prueba en ese momento como está saliendo; ambos calculan el tiempo, que hasta ese momento no sabemos porqué razón; piensan, meditan, dicen un texto que depués será repetido en off algo que fue dicho ren vivo y hace momentos atrás.


Accionan con el cuerpo. Poco a poco, los corporeo se vuelve protagonista. La energía y la entrega es transformada hasta llegar a este trabajo maravillosamente impregnante y espectacular denominado “La Bahía de San Francisco”.



En resumen, este trabajo magnífico que impregna e impresiona, podrá verlo los domingos a las 21:00 en Camarín de las Musas, Mario Bravo 960, resrevas al 4862-0655.

3 comentarios:

Alan Robinson dijo...

¿No sentís que la teoría a veces se vuelve tan, tan pero tan virtual que pierde criterio de realidad?
No se...por ponerte un ejemplo
¿Cual es el fin que persigue la escuela de Prga?

k-ro dijo...

espero no te moleste te hallamos agregado a nuestra lista de links de interes.somos un grupo de danza y teatro de La Plata.tu espacio capto nuestra atencion.suerte
caro

Nepo Sandkuhl dijo...

NEPO SANDKUHL:
Muchas gracias K-ro, mucho gusto de conocerte. Tenme al tanto.