10 nov. 2010

ESTÚPIDAMENTE MEDEA –TRAGEDIA CABARET


Seis actores en búsqueda de una dirección

La clásica tragedia griega de Medea y Jasón se reconstruye a través de estos dos personajes más la Nodriza, quien cumplirá a lo largo de la obra el papel de ser la que escucha. Los protagonistas buscan encontrarse a través de las escenas y en este devenir no logran reconocerse.

Con Estúpidamente Medea no sólo queremos manifestar la extrañeza que se patentiza en las relaciones que formamos con los demás, sino también cuestionar cómo se visualizan las mismas en la afectación que provocan en uno y en los otros, y resignificar la sensibilidad de los vínculos por medio del humor y el disfrute que estallan en la escena.

Dice José Maldonado:

Las líneas de fuga y fisuras que nos ofrece el mito de Medea nos facilitan hablar en dos niveles: el del mito mismo y el de nuestro background personal, desde los cuales, como grupo cosmopolita, nos preguntamos quién es el extranjero; topo que se desarrolla en el tratamiento de una micropolítica, en la relación sentimental de un ámbito doméstico.


“Estúpidamente Medea” bajo la supuesta dirección de José Maldonado, digo supuesta porque es una puesta en escena sin ningún rumbo, hay mucha energía y entrega en los actores pero lo que ellos hacen es performance sin ninguna contención.



Lo que más se destaca, lo mejor de toda la obra son esas seis energías, los actores, que en todas esas intenciones están jugando, hay mucha entrega y compromiso por el compañero y le otorgan mucha vida, emociones y energía a cada suceso. También destaco la forma del programa de mano, una bolsa lleno de pochoclo.



En “Estúpidamente Medea” hay muy buenas ideas de puesta en escenas, nada nuevas pero muy buenas, pero se queda sólo en eso, en las ideas que no son profundizadas y sólo quedan como una simple enunciación.



Uno no sabe de qué se trata la obra, A un principio parece tener la intención de un cabaret, luego pasa a ser una transposición del relato mítico a la vida del extranjero en Buenos Aires, ahí se queda, no sucede nada más que esa enunciación; la intención de musical, la intención de performativo, la intención de stand up comedy, la intención de la teatralidad, del absurdo, del simbolismo, de etc, etc.



Es como si se jugara “el cadáver exquisito” por una hora, qué también se puede jugar por dos o tres horas y más, pero ¿cuál es la finalidad de jugar? La diversión, ¿pero de quién? Así de conceptual es. Tal vez “Estúpidamente Medea” esté sólo en la cabeza del director. O tal vez por la falta de sal a los pochoclos le sentí un sin sabor a la tragedia de Medea y no vi la estupidez.



“Estúpidamente Medea” está los sábados a las 23 hs, sólo quedan cinco funciones en Espacio Cultural Pata de Ganso, Pasaje Zelaya 3122, reservas al 48620209.



Intérpretes:

Sherry Denis (México)

Melissa Aranibar (Perú)

Nibaldo Maturana (Chile)

Christian Nieves (Puerto Rico)

Javier Soria (Bolivia)

Con la actuación especial de:

Helgalís (Puerto Rico)

Diseño de Escenografía:

José J. Maldonado

Coaching Escenográfico:

Norberto Laino

Vestuario:

Mariana Arzola

Iluminación

José J. Maldonado

Producción:

Nibaldo Maturana, Helgalís Ramos y José J. Maldonado

Prensa:

Claudia Mac Auliffe

Asesor Training

Alan Robinson

Asesoría Teórica:

Isabel Crubellier

Martín Rodríguez

Diseño Grafico

Renata Cymlich (Pagina Nomade)

Fotografía:

Davide Casali

Asistencia de Dirección:

Helgalís Ramos

Dramaturgia

Isabel Crubellier

José J. Maldonado

Dirección:

José J. Maldonado

1 comentario:

Alan Robinson dijo...

Nepo.
Creo que estas confundido en tu idea de Performance.
podés ver algunas performance en youtube, te sugiero Guillermo Gomez Peña.
Una obra de teatro que se repite función a función, nunca puede ser Performance porque la idea de representación es contraria al performance