14 jun. 2011

LOS POLLERUDOS


Un espectáculo del Grupo Los Pollerudos

Dos guapos, Julián y Julián, encerrados en un taller de corte y confección, esperan el momento apropiado para entregarse. El Afuera es incierto y hostil. Obligados a escapar del mundo real, se revela entre ellos una hermandad a través de las mujeres que han compartido; y crean en ese espacio atemporal su propio universo, en donde con el baile, los recuerdos y la confección de sus propios trajes, intentarán ocultar hasta el absurdo la complicidad de un secreto innombrable.

El grupo se reúne con el objetivo de generar un espectáculo teatral utilizando los códigos y la iconografía del tango, que hable de la condición del hombre frente a la mujer, o mejor dicho frente a la ausencia de la mujer. Situación que se da en el tango como en ningún otro universo.

Gerardo Baamonde (actor y acróbata) y Héctor Díaz (bailarin de tango y actor), improvisaron durante más de ocho meses bajo la mirada del director que ofició de dramaturgo, (Sergio D’Angelo) aportando textos y organizando fragmentos. Así se fue revelando una obra que siempre estuvo escrita en el imaginario de los tres, y que resultó ser el cruce y la confluencia de sus fantasmagorías.

Los Pollerudos, es un espectáculo con códigos muy particulares, en donde los textos son aparentemente repetitivos y superficiales, pero dejan entrever la angustia, la soledad y la incapacidad desesperante de estos personajes de una manera irónica y grotesca; en donde el baile es una manera más de crear un mundo ilusorio que les permite engañar a la muerte.


“Los Pollerudos” es una manifestación ecléctica para los sentidos. Hay una propuesta escénica que surge desde el ritmo del relato de la obra. El ritmo provoca la fragmentación en los personajes; creando esas situaciones cortas que irrumpe los diálogos.


“Los Pollerudos” es un trabajo que denota mucho contacto al minimalismo; el espacio encadena una serie de elementos que buscan completar a una mujer que no está presente. Los trajes sombríos de los personajes, que define el carácter, conlleva a la incertidumbre de los hechos, de la apariencia; donde uno de los personajes llamado Julián puede ser culpable como inocente; porque cada Julián va transformándose en el otro Julián.


“Los Pollerudos” está muy bien interpretado por actores de oficio, con las características pequeñas que sazonan a cada uno de los personajes que los distingue. La acrobacia es un aditamento que al relato policial produce efecto que irrumpe en el discurso, dándole así, agilidad.


“Los Pollerudos” está los viernes a las 23:00, en el Portón de Sánchez, Sánchez de Bustamante 1034, reservas al 4863-2848.

FICHA TÉCNICA

Autores: Sergio D’Angelo, Héctor Díaz, Gerardo Baamonde

Actores: Gerardo Baamonde, Héctor Díaz

Coreografía: Héctor Díaz

Prensa: Simkin & Franco

Iluminación, Banda de Sonido y Dirección: Sergio D’Angelo

No hay comentarios: