8 jul. 2013

NADA DEL AMOR ME PRODUCE ENVIDIA

Entre el ángel y la señora está la voz del detalle


Una costurera de barrio confecciona un vestido que se disputan Libertad Lamarque y Eva Perón, como símbolos de un país enfrentado. Y así como se cose y descose una prenda, surge el relato de un ser herido en su soledad absoluta. Un ser que tiene la voz de los que sólo pueden callar y hacer silencio. Un ser de palabras y gestos pequeños que, cuando menos se espera, estallan y se vuelven enormes, como una llamarada vital que todo lo consume.
Una suerte de leyenda urbana, nutrida por los chismes y murmullos que van escondidos de oído en oído por cocinas, despensas y peluquerías, atravesando la historia artística, pública y privada de sus personajes, así como la de las últimas décadas de nuestro país.


“Nada Del Amor Me Produce Envidia” de Santiago Loza, es la propuesta que Alejandro Tantanian nos muestra con sutiles detalles. En un dispositivo minimalista, que sólo es un signo del personaje que lo habita, Alejandro Tantanian va metiéndonos en el mundo de esta voz que sólo observa los detalles; es un ser que es como que está y no está a la vez.

La actriz Soledad Silveyra es la responsable de ponerle cuerpo, espíritu  y mucha energía a esta voz, una voz que habita el espacio vacío donde pertenece este personaje; un ser que se describe como: los que acatan, los que están y a la vez no están, los que fueron y no encuentran las cosas y deambulan como no gente, los que piensan en la soledad ajena, los que no tienen envidia del amor. Un personaje observador que con mucha pasión nos comparte su mundo.

“Nada Del Amor Me Produce Envidia” tiene un dispositivo visual que encajona a esta voz en un vacío, la arrincona en un espacio que ella dice pertenecer, que es suyo,  pero que nunca más podrá estar. Un espacio que fue testigo y cómplice de un encuentro, qué sólo fue un detalle que detonó el poder de decidir. Poder que ella, el "Yo soy los detalles", desencadenó sus impulsos, sus miedos, sus locuras y su ser.


“Nada Del Amor Me Produce Envidia” es una propuesta para disfrutarla y no sólo crear una analogía política, sino una reflexión sobre: el poder, la situación actual, aquello que habla de la soledad ajena; en fin sobre todo eso y mucho más.

“Nada Del Amor Me Produce Envidia” está los lunes a las 20:30, en el teatro Maipo, calle Esmeralda 443, reservas al 5352-8384





No hay comentarios: