23 jul. 2009

IAGO ESCENA PARA UN CRIMEN


Cruel manifestación de la manipulación

“El discurso como instaurador de realidad donde la palabra crea y re-crea apariencias reales ante la mirada y los oídos de otro, es un hecho humano y cotidiano. Una cotidianeidad que a veces puede terminar en tragedia.”

Edgardo Dib

Al principio, en la espera para entrar a la sala, la paciencia es interrumpida por una persona que comienza a jugar con una cámara y graba en vídeo, imágenes de diferentes partes del público. Uno piensa, “que no sea utilizado en la puesta en escena”...


Al entrar, una música suave, una mujer echada en la cama... espacio semi-vacío, espacio nada teatral... sólo dos pilares dividen el lugar que corresponde al juego y el lugar de los espectadores. Comienza la función. La tragedia de Otelo es una excusa para jugar a la manipulación.


La propuesta de Edgardo Dib y todo su equipo se manifiesta en un juego teatral exquisito y minimalista. Donde los héroes, o los personajes de la tragedia son interpretados por mujeres. El espacio está despojado de una gran producción, el mayor tiempo de la obra, todo está determinado por una luz de la lámpara que es manipulada por la actriz que interpreta a Iago. La musicalización, el vestuario como todo el concepto de la obra está muy cabal con la propuesta escénia.


Érica Spósito es una especie de “demiurgo” del relato y el acontecer teatral; ella es la que interpreta a Iago, pero también es la que “decide” quien de los personajes estará iluminado para poder exponer su intervención, como actriz y el personaje que realiza; el personaje de Iago, al igual que la actriz, manipula la situación, llevando todo a su conveniencia.


Setella Maris Brandolín, cuya tez, pelo y vestido son blanco, construye a Otelo desde la seducción femenina, pero habla como hombre, sin cambiar la voz, ni perder la sensualidad en escena; a simple vista, la experiencia de vida y el conocimiento de ella es mucho mayor que las otras actrices. Julieta Guillermina Vigo y Cecilia De Feo con sus personajes buscan siempre la felicidad y la satisfación de Otelo.


“Iago: escena para un crimen” es unna muy buena propuesta que está los jueves a las 22:30 en Beckett Teatro, Guardia Vieja 3556. Teléfono: 4867-5185

No hay comentarios: