17 ago. 2009

URDINARRAIN


Traicioneramente divertida


“En un pueblo de Entre Ríos cinco hermanas, Silvia, Ramona, Amabelia, Cati y Nilda, se juntan cada invierno en su casi abandonada casa de la infancia. Allí llevan a cabo rituales que año a año repiten: airean la ropa de sus padres ya muertos, clasifican fotos durante horas, planean cómo arreglar el jardín en el desayuno, ventilan reproches vestidos de buenos recuerdos en el almuerzo y en la cena reafirman su status sabiendo perdonar.

Lisandro, el hijo de una sexta hermana que vive en medio del campo, llega con malas noticias, él no iba a esa casa desde que tenía diez años y las historias que giran en torno a su familia parecen casi de literatura fantástica. La inesperada visita interrumpe el atávico ritual de estas hermanas y se complica cuando una tormenta impide la vuelta del chico al campo. La convivencia se vuelve obligada. El pasado se reaviva y las incógnitas sobre el presente y el futuro se hacen intensas. Pero la verdad, tan inevitable como la muerte, se encargara de encausar lo inevitable.”


“Urdinarrain” de Hernán Morán es un trabajo delirante, sabroso y muy ameno, propuesta que utiliza al silencio y al juego; es una apuesta que va más allá de una simple comedia familiar. A un principio, parece ser una invitación a contemplar como se relaciona una familia que se creó en el campo; luego, la sorpresa de esa convivencia van desenvolviendose lentamente en “lo que no se puede decir” y eso, lo no dicho, está en el silencio, en la música –marravillosamente emotiva por cierto- y en la presencia del personaje de Nadia Szachniuk.


Hernán Morán realizó un excelente trabajo de casting y dirección de actores, ya que es bendecido por la entrega y la capacidad sensorial que tienen: Nadia Szachniuk, María Urtubey, Pilar Anbentín, Andrés Passeri, Liliana Weimer, Adriana Pregliasco, Maruja Bustamante y Mayra Homar. Las construcciones de los personajes, los vínculos y las relaciones con las circunstancias son trabajadas de manera exquisita.


Cada personaje tiene un rasgo sencillo y la vez porta complejos y tridimensiones realista como utópicos; son personajes soñadores, que se confunden con la realidad. En “Urdinarrain” predomina el recuerdo de tiempos mejores, la presencia del ayer, la de los acontecimientos familiares, de la constante muerte y la búsqueda de ese re-encuentro familiar; todo en un marco hipnótico, bajo el relato de un ser vivo musical.


“Urdinarrain” es una jocosa comedia donde nos plantea nuestras relaciones familiares, nuestras poses para una imagen fija y nuestras verdades ocultas que guardamos a nuestros seres queridos; “Urdinarrain” es una constante dialéctica de lo oculto y de lo no dicho con lo mostrable y lo dicho.


“Urdinarrain” está los sábados a las 21:00 en el teatro La Carbonera, Balcarce 998, teléfono 4362-2651.

No hay comentarios: