21 sept. 2009

NOCHE BUENA


Las fuerzas opuestas se atraen


“Cuatro personajes de treinta y pico reniegan con su soledad en el pasillo de una casa.
Francisco siente que perdió su masculinidad al ser abandonado por su última mujer.
Luz cree que en ella hay un problema de género, que debe cambiar sus maneras, ahora delicadas, por otras mas violentas, que es momento de defender su amor como “un hombre”.
Maxime es el vecino francés. Está enamorado de Luz. Gracias a incontables juegos de llaves irrumpe en la casa de ella de manera casi cotidiana, obsesiva, tal vez. Probablemente negadora.
Julieta vive con Luz, se siente sola y fea. No entiende cómo relacionarse con los hombres, ha vivido en la periferia de los vínculos sentimentales.
Los cuatro han perdido la capacidad de comprender lo que los demás quieren de ellos. Son incapaces de construir vínculos amorosos. No reconocen sus mecanismos de seducción.
Están solos.
Ante la urgencia que marca esa soledad descomunal, cada uno de los personajes de este relato termina buscando el amor donde o con quién es imposible.
Es por eso que, ante la más pequeña posibilidad de un encuentro amoroso, la presión la destruye, la espanta.”




“Noche Buena” es un delirante juego teatral. Es una puesta en escena que aparenta una comicidad sencilla en cuanto a lo formal; pero en lo profundo hay un diálogo de relaciones de polos opuestos, que a su vez se atraen y se rechazan; hay algo oculto que surge desde la desesperación que causa la soledad y el abandono.



“Noche Buena” inmediatamente presenta personajes que son contradictorios entres ellos; justamente por esa oposición se atraen:



Francisco, personaje que lleva la acción de la obra, en torno a este se va desarrollando todas las situaciones de construcción; y cuando uno llega a ver a este personaje es un ser desechado por el mismo, o aparenta serlo, es nervioso e inquieto, decisivo en sus propias indecisiones, está muy bien construido por Francisco Oriol.



El personajes masculino contrario a este Francisco es Maxime, quien se expresa por medio de sus ojos, es un ser inseguro, tal vez el único personaje noble en escena, por etiquetarlo de alguna manera; es el único que sabe lo que desea –a Luz- y no siempre va por ella; otro personaje exquisito y bien construido, es interpretado por Maxime Bonachera.



Luz –interpretada por Luz Quinn-, es un personaje que empieza a crear un mundo desde una experiencia que tuvo –o no- con Francisco; hay un deseo en ella de complementarse con un Francisco derrotado, desamparado y abandonado; a ella le atrae ese tipo de carácter, se siente muy bien con las personas desoladas.



Contrariamente, como fuerza, está Julieta –creada por Julieta Petruchi- quien en el silencio resguarda su corazón, siempre está al servicio de Luz, es todo lo contrario a ella, es un personaje que se proyecta para dentro.




Las situaciones jocosas están en la estructura de una comedia de enredo entre los personajes con caracteres contrarios. Los climas son muy irónicos, reales y hasta un poco enfermizamente grotescos.



“Noche Buena” está los domingos a las 20:30 en Abasto Social Club, Humahuaca 3649, teléfono: 4862-7205.

No hay comentarios: