25 sept. 2008

LA CRETIVIDAD NO TIENE LÍMITES



124

Ya desde la entrada del público se respira incertidumbre, generando curiosidad. Cómo fondo, una pared roja, con tres puertas, lámparas en la pared, espacio vacío y un piano a la izquierda del público. Oscuro, luz, imaginación y adelante con la creatividad.

“124” es una propuesta encantadora de juego, juego con el cuerpo, juego con el otro, con el acompañante –sea como personaje o como compañero en escena-, en resumen un juego dinámico de cuerpos, donde se complementan y al mismo tiempo crean la distancia de la teatralidad –reconocen y muestran el artificio teatral- en los personajes.

Cecilia Blanco (en cartel: Mi joven idota corazón) otra vez me sorprendió por ser una actriz de oficio, quien junto a sus compañeros Javier Drolas, Agustín Repetto y Fernando Tur están en un magnífico trabajo de propuesta de escena. Que leyendo los créditos casi son responsable de todo. La música, maravillosamente construida en escena; los objetos, estímulo visual, de sorpresa y de juego. Una buena escenografía por Mariana Tirantte. Y, sobre todo, la dirección y puesta en escena de cuatro actores.

La historia en esta propuesta no es muy importante si uno la toma de forma común, de forma entendible. Es mucha más fuerte cuando se profundiza la anécdota de pareja, y de uno mismo en la construcción y destrucción del ser humano con o por el otro; donde uno busca saber quien es en verdad, o qué hace ahí; y, como se va construyendo y mimetizando con el otro.

Vamos todos a verla. Realmente aconsejable y "disfrutable". Nuevamente, pienso que esta obra no es para un miércoles en la noche, pienso que es para un domingo por la tardecita. Pero va la info. Miércoles a las 22:00, en el Portón de sánchez (Sanchez de Bustamante 1034). Vamos todos al teatro!

No hay comentarios: