19 feb. 2009

MÁS SOBRE LA PATRIA SUBMARINA


LA PATRIA SUBMARINA, primera misión
Se abren muchas puertas.

POR: Kevin Quitapenas

Se abre más que una puerta del submarino. Se abre un mundo, una posibilidad, una metáfora, se abre la puerta a otro mundo, se abre el miedo, la risa, lo negro, lo que se pudre, los pitufos, los demonios, los monstruos, los misiles chinos, las plagas, se abre el fin del mundo, se abre mucho con esta excelente propuesta escénica dirigida y escrita por Pablo Iglesias e interpretada magistralmente por cuatro muy buenos actores.

El punto es: te la crees. Aunque la historia es disparatada. Pero los conflictos son manejados con un humor negro que deleita, las actuaciones nos construyen personajes polifacéticos y el naturalismo de la puesta en escena es, a mi parecer, lo más acertado que podía hacer Pablo Iglesias con su texto. Así, con este conjunto de ingredientes, te sumerges con todo el equipo a disfrutar 1 hora y creerte el cuento, porque es mejor jugar y nadar con las buenas propuestas que poner una barrera de espectador crítico. Yo me sumergí con ellos y me gustó hacerlo. Salí mojado de dudas, de un miedo que la actriz Clara Virasoro me compuso tan bien al enfrentarse a su “niño”, salí mojado de una sensación de vacío que Martin Paladino y Darío Pacheco me construyeron hasta encontrar su fatídico final y salí mojado de todo lo que pasaba afuera, encarnado en un sencillo trío de pantallas, donde se multiplicaba la presencia escénica de Liliana Weimer.

Otro punto a destacar es precisamente, este diálogo entre el lenguaje audiovisual digital con lo construido en escena. A la actriz la sientes ahí adentro, no necesita salir o tocar a los otros personajes, ella está ahí, presente y bien presente.

Como a nuestros compañeros norteamericanos les gusta colocar: ¡TWO THUMBS UP!

Disfruten de la Patria submarina, Primera misión, en el teatro Abasto Social Club Humahuaca 3649. A las 21:30. Los domingos.

No hay comentarios: