24 mar. 2009

más sobre LUCY TOCA FONDO


Lucy se toca, yo me toco, vosotros os tocais.

K.Ese.Escoria


Alguna vez vi un disco de Miguel Bosé, que se llamaba 12 maneras de ponerse un sombrero. En el cuadernillo que venía con el disco, el cantante tenía el sombrero en diversas posiciones y situaciones (algunas muy malas por cierto). Esta obra debió llamarse “150 maneras para una masturbación femenina eficaz, datos y consejos”.



La obra comienza con ella frotándose contra un sillón. Luego de nuevo contra una muñeca, luego contra un palo, luego contra sus manos, luego contra su pie (no sé como se lograría esto), luego contra el público (si está casado no vaya a primera fila), luego contra todo lo que encuentra alrededor (sillas, ventanas, paredes, la gente de escenografía, la radio, la directora, el techo del teatro, el piso del teatro ubicado a 10 cuadras de ahí). Para el momento en que acabó la obra, ella acabó 150 veces (if you know what i mean).



Y bueno, de ahí para atrás o para adelante (ahora hablo de la obra como estructura artística, por si acaso) no pasó mucho más. Se declaró enferma mental, jugó con sus barbies (no de la manera más infantil que puedan imaginar) y le hizo la paja a un cura (así como suena).



La obra concluyó de una manera ambigua en la que la actriz sintió una revelación (la única vez en la obra que no era un orgasmo, aunque no lo sabemos con certeza) y decidió vivir tocándose feliz hasta el final de sus días.



Creo haber correspondido a la crudeza de lo que vi, con mi crítica. Las cosas como son nomás. Yo me pajeo, tú te pajeas, vosotros os pajeais y a otra cosa mariposa.

No hay comentarios: