18 may. 2009

UN MAESTRO ES COMO UN NIÑO PARA LA POLICÍA


De mucho humor y algo desopilante


La obra que se desarrolla dentro de un contexto de un acto patriótico con un grupo de docentes comprometidos con la educación en una escuela a la que no asisten alumnos. Dos oficiales de la policía están allí para proteger al himno, la bandera y los valores de la comunidad.



“Un Maestro Es Como Un niño Para La Policía” es un juego divertido, que expone situaciones absurdas emotivas con el país, momentos jocosos y de mucha hilaridad. Más que una anécdota de un día más en la escuela, la propuesta expone una crisis de valores y de moral, desde ciertos lugares conocidos y arquetipos.



Ya que en los personajes uno encuentra y descubre a cierto profesores, policías y otros seres. “Un Maestro Es Como Un niño Para La Policía” presenta desde algunas situaciones que pueden resultar del absurdo como de la misma realidad. Uno no sabe si realmente lo que ve es una invención o si es una representación, en tono de comedia, sobre la realidad y sus diferentes relaciones.


“Un Maestro Es Como Un niño Para La Policía” es un juego entre el humor, el sarcasmo, la utilidad y regenaricón de los símbolos patrios como del teatro. Un equilibrio entre la imagen teatral y la imagen digital, donde no sólo organiza la situación, también nos ayuda a entender a los personajes, sus relaciones, sueños y frustraciones, como si fueramos fisgones.



Para pasar un buen domingo, “Un Maestro Es Como Un niño Para La Policía”, a las 21:00 en el Teatro de La Fábula, Agüero 444.


No hay comentarios: