8 mar. 2009

Por nuestro amigo...


LAS DESCENTRALIZADAS (melodrama político en 2 actos)


Colaboración: K.Ese.Escoria.


Nadie en la tierra (ni siquiera mi prima clarividente) me avisó que algún día vería la versión teatral de mi tele novela favorita. Yo que tanto me vanaglorié de conocer “Rosa de Lejos” y “Pasión de gavilanes”, inclusive aquella que llevó a Ricky Martin y a Fey al estrellato: “Muñecos de papel”. Pero esta demostración de una telenovela en vivo superó mis expectativas.


Y un puritano del teatro me dijo “es melodrama, ¡Si no te gusta te vas!” y respondí que de melodramas yo sé bastante (baste decir que soy tercermundista), pero asumo que es posible hacer melodrama, primero: en menos tiempo (un capítulo de Rosa de Lejos, duraba 50 minutos con publicidad y todo) y segundo: más creíbles.


Pero aquí está lo aprendido esta noche.


La máquina de funcionamiento de un melodrama teatral, según la obra Las descentralizadas:


- ¡Recálcalo todo! No vayas a pensar que el público es lo suficientemente inteligente como para entenderte, vos siempre recalca, subraya. “estoy comiendo” (y llévate convenientemente un pedazo de pollo frito a la boca), “Estoy triste” (y haz el gesto estudiado de la tragedia), “me estas apuntando con una pistola a la cara, calvito malvado que eres mi marido por si alguien no se acuerda el personaje que interpretabas” (y que algo así suceda).

- Ríete de todo en el primer acto. Te digan lo que te digan, vos ríe. “Mi mamá acaba de perder a su hijo” MUAJAJAJAJAJAJA, “pero no me hagas daño, me lastimas” MUAJAJAJAJAJA, “Me gustaría llorar” MUAJAJAJAJAJA.

- Llora de todo en el segundo acto. “Pero bueno, está bien, vete con mi ex marido a Miami y todo en paz, no pasa nada, te lo prometo” BUAAAAAAAAA!! “Pero la felicidad que siento es inconmensurable!” BUAAAAAAAAAAAAAAAA!!.

- Ten un piano para cualquier ocasión, sea para animar la fiesta o que sirva como timbre de la casa, también sirve para crear atmósferas misteriosas y trágicas. Si algo no va bien ¡ayúdate en el piano!

- Si estás un poco perdido respecto a terminar cada acto, deja que un personaje fantasmal, cante. No sabemos quién es, ni que hace exactamente en ese lugar (tal vez es la tía loca que encierran en el sótano) pero siempre llega para cantar (más bien que no pidió palmas).


Con este pequeño tratado de instrucciones, iré a crear un melodrama, lo único que necesito ahora es encontrarme una buena actriz como Carolina Tisera (ya que la dejaron tan sola, tal vez pueda llamarla).


No hay comentarios: