8 mar. 2009

LOS SUEÑOS Y LA IMAGINACIÓN


“Lúcido”

"De niños, una hermana dona un riñón a su hermano agonizante. Ambos sobreviven, pero a un costo enorme. Pocas familias conocen orden más disfuncional que ésta.
Años más tarde, la hermana vuelve de Miami y reclama lo que es suyo.
De más está decir que la negociación es pesadillesca, y que toda lucidez es esporádica. Habrá que encontrar un orden allí donde no lo hay."

“Lúcido” es una propuesta que busca la realidad en los sueños. Es una apuesta jugada desde lo inverosímil, pero desde lo real; es decir, los personajes y las situaciones existen y no son coincidencias. “Lúcido” es otro juego teatral de Rafael Spregelburd; donde presenta el juego del soñador soñado; donde requiere que el público esté atento con la imaginación, donde nos pide que todos juguemos desde ciertos códigos del absurdo para plasmarlos como realidad y una verdad. Hay muchos elementos escenográficos que distraen la atención, el deseo de llenar el espacio por llenar, o construir una sala de estar de alguna casa de “manera realista” me parece una tración al propio juego propuesto. La propuesta y la utilización minimalista de la iluminación como generadora de espacios y atmósferas son muy acertadas y llamativas; lástima que no pueda decir lo mismo de las actuaciones, ya que sólo son correctas, están bien hechas pero no tienen vida, no son transitadas y sólo llegan a ciertos estados, sin ninguna construcción, o evolución que la misma propuesta exigía. “Lúcido” está los viernes a las 22:15, en el teatro Andamio 90, Paraná 660.

No hay comentarios: