28 abr. 2009

ASILO PARA QUE VUELVAS


ESPERO, ES TIEMPO, SUEÑO


"El concepto de amor que trasciende edades, heridas y cicatrices. El amor como un objeto de sumo valor. Son ciegos desesperados por ver. Recordamos haber amado a una mujer de ojos marrones o grises o violetas. Recordamos haberle dedicado canciones y palabras. Envejecimos amándola como niños. Esperando a que un día común, como cualquier otro, vuelva. El asilo como lugar de prisión y esperanza. Las ventanas como ausencia. Los ancianos como símbolo de una pérdida. La televisión como fragmentos de realidad puta y pastillas ansiolíticas. Pastillas ansiolíticas otra vez y un anciano nos dice que no puede dejar de amar. Luego corren y se cansan y no hay ninguna enfermera que ayude ni pastilla que valga contra el amor. Solo resta llorar. A moco tendido. Como en cachetazo de campo, esa obra de teatro tan interesante. Por suerte a veces y muy después llega un amor. Y nos enseñan a abrazar piernas en la oscuridad y a sentir el llanto, intentar detenerlo. Un espectáculo en donde el desorden se apodera de las paredes y las escribe. Con letra de doctor las escribe. Las máscaras nos cubren y el sol nos envejece, tanto que nos quisimos y tanto que nos mentimos."



“Asilo Para Que Vuelvas” es una idea que todavía, señala el autor, sigue maquinando, continua autogerminándose, es infinito como efímero. Esa misma hipótesis, o idea sobre el amor es puesta en escena de manera concreta y con mucha sutileza.



El trabajo de puesta en escena de Nacho Ciatti parece una total desorganización, como el mismo intento de intentar plasmar la idea de la espera o el retorno del amor. Pero la genialidad de la propuesta está en el uso consciente de esta carencia, que justamente recae en esa imposibilidad de poder representar o plasmar un idea de ese tipo en escena; pero no existe el artilugio de referirse al teatro a través del teatro (o crítica, comentario, manifiesto, pensamientos, etc...).



La propuesta se centra en la vida de alguien que espera, en este caso de un grupo que espera el amor y el retorno su ser amado (familia, hijo, pareja, etc.). Un juego muy sentimental y sensible de la espera, de los olvidados, del tiempo en que a ellos le acontece. Un juego escénico que es para disfrutar del silencio, de la paz. Un juego donde vamos a compartir el tiempo de espera. ¿Regreserá?



Si desea saber la respuesta y a su vez ver una buena propuesta aconsejo “Asilo Para Que Vuelvas”. Que está los domingos a las 19:00. Teatro Puerta Roja, Lavalle 3636. Reservas al teléfono 4867-4689.

No hay comentarios: