15 mar. 2009

LAS MUJERES DE LOS NAZIS




Las mujeres de los nazis
Paseo histórico.

Kevin Quitapenas



Lo que me pareció inicialmente rescatable fue el hecho de que para hacer una crítica de esta obra, es necesario hacer tres. Porque cada una de las historias cuenta con su propio lenguaje escénico, su propia energía y sin embargo, no deja de ser la obra en sí, una unidad completa.


Esta unidad está caracterizada por el ritmo, la música y la dramaturgia de Héctor Levy Daniel.


“La inquietud de la señora Goebbels” es una aproximación solemne a un romance entre la mujer más fanática del tercer Reich y un israelita. En una atmósfera fantasmal, el diálogo transcurre con mucha parsimonia. Es un texto que se rige sobre convenciones históricas que algunos conocen y otros no. La música ayuda mucho a crear la atmósfera, y las actuaciones son convincentes, el armado del escenario y vestuario es acorde a la época. Por lo que se transforma en un paseo, como desde un tren, por la historia. Es, sin embargo de un ritmo muy lento y el final se torna predecible desde un momento en las recurrencias de los personajes, que lo delatan.


“La convicción de Irma Grese” fue la puesta y texto que más me impactaron y me hicieron sentir el escalofrío de las capacidades inhumanas que tenían los nazis en su conjunto, hombres y mujeres (estas últimas más olvidadas también como asesinas y cómplices). Me convencieron las tres actuaciones, especialmente Julieta Alfonso quien con un dominio sobre su cuerpo logra llevarnos hasta la psique de una mujer como Irma Grese.


Y por último “El dilema de Geli Raubal” pudo haber sido la mejor obra, puesto que la dramaturgia en este relato, es mucho más sólida. Pero cargó con el peso de las dos anteriores, especialmente la primera, ya que como espectador uno se encuentra cansado emocionalmente para una historia de esta naturaleza al final. El último relato merece un mejor espacio en la propuesta y posiblemente un corte en las recurrencias que terminan haciéndose muy pesadas.


En general, la segunda guerra mundial y todo el tema de los nazis siempre me ha apasionado, por lo que disfruté la obra en su conjunto, me parece una fiel expresión que nos muestra los horrores que no deben repetirse jamás.


No hay comentarios: